jueves, 28 de mayo de 2009

" Yo quiero a Lucy" : Famosos de novios con argentinas







"En este país encontré el mejor público del mundo” y “Argentina tiene las mujeres más lindas del planeta” son dos de las frases más pronunciadas por los músicos y actores que visitan nuestro país. Sabemos que la primera es un típico lugar común, una alcahuetería. Pero podría decirse que la segunda no. Y basta con remitirse a las alfombras rojas y ver que varias súper estrellas hoy caminan del brazo de bellas mujeres, todas ellas argentinas de pura cepa. Sí, señores: nuestras diosas son las preferidas de los celebrities de Hollywood que rompen las taquillas y viven en mansiones millonarias.
TIENES UN E-MAIL
Un amor que transita una red carpet bien puede gestarse en un bar. Así, le ocurrió a Matt Damon (37) en enero de 2003, cuando rodaba la película Pegado a ti junto a Greg Kinnear y Eva Mendes. Después de cada día en el set de filmación, el mejor amigo de Ben Affleck pasaba a tomar unas copas por Crobar, uno de los night clubs con más onda de Miami Beach. Era el lugar donde todas las noches se topaba con una camarera morocha, estudiante de diseño de interiores, llamada Luciana Bozán (32, nacida en Salta).
Pronto, Damon dejó Estados Unidos con rumbo a Praga para filmar La Supremacía Bourne y rescató de su BlackBerry el correo electrónico de la salteña. “Qué tal si venís a pasar unos días a la República Checa…”, leyó una noche en su computadora la argentina, que se tomó su tiempo para decir “sí” de la manera más elegante.
Después de una fulminante love story en la capital checa, todo fue muy rápido. Luciana dejó de servir tragos y a fines de 2003 viajaron a la Argentina, para que mister Damon conociera a sus suegros. En 2004 entraron de la mano a la première de la primera de las Bourne. En 2005 hubo casamiento en el City Hall de Manhattan. Sin demasiado lujo. En 2006 nació Isabella. En 2008 nació Gia Zavala. Y Alexia (10 años, de una anterior relación de Luciana) fue adoptada por Damon.
VETERANOS DE MIL BATALLAS
Decíamos que Robert Duvall tiene debilidad por varios productos de nuestras pampas: el asado, un buen malbec, el tango y las mujeres, rubro en el cual el veterano de 77 años es reincidente. El corazón del actor de Dueños de la noche es de otra Luciana, también de Salta pero de apellido Pedraza (35), o sea que le lleva... 42 años. Se conocieron en nuestro Norte en 1996, donde Duvall tenía un hotel que más tarde vendió por una cifra millonaria.
La primera salida fue a una milonga, donde la chica empezó a conocer de qué se trataba eso del dos por cuatro. Y parece que lo aprendió muy bien, porque seis años después protagonizó junto a su pareja la película Assassination Tango. La feliz pareja regresa todos los años a la Argentina para disfrutar del Abierto de Polo de Palermo y también visitar la tanguería de su amigo Carlos Copello.
Al Pacino (68) es otro viejo reo que tampoco ha perdido su gusto por las beauties jóvenes. En los últimos tiempos, el protagonista de El padrino había logrado mantener hermetismo sobre su vida privada. Tanto, que tuvo oculto durante mucho tiempo su romance con una actriz argentina llamada Lucila Polak (30, su apellido artístico es Solá). Las primeras fotos juntos se vieron en los últimos días, y la muchacha es hija del ex vocero de Raúl Alfonsín, Federico Polak. Dicen que la relación lleva dos años y que la actriz y su hija Camila (10, de su matrimonio con el fotógrafo argentino Máximo Morrone) ya comparten mansión con Pacino.
DE HABLA HISPANA
Carla Pereyra (21) es modelo de Multitalent, mide un metro ochenta y su figura marca estilizados 85-60-90. Es una chica que llegó hace apenas dos años a las pasarelas y tuvo una carrera vertiginosa, que la llevó por las pasarelas de Europa y la depositó en España hace apenas seis meses. Llegó justo cuando el bailarín Joaquín Cortés recibía citaciones de los juzgados de Madrid reclamando una prueba de ADN. Es que el español –conocido por sus affaires escandalosos– rompió su relación con la guineana Katie Asumu exactamente cuando ella le dijo que esperaba un bebé, que nació el último 10 de abril.
Hace poco más de dos meses, el bailarín conoció a Carla en la inauguración de una tienda madrileña y decidió olvidar los problemas que le trajeron las polleras. Cuentan sus amigos que no tardó un segundo en invitar a salir a la entrerriana de ojos verdes. La pareja ya es oficial. “Somos dos personas libres, nos queremos mucho y somos felices”, dijo Carla cuando la revista ¡Hola! le preguntó sobre su relación con el bailaor.
Otro romance que hizo (y hace) mucho ruido fue (es) el del mexicano Gael García Bernal y Dolores Fonzi. Se conocieron en 2001, en el rodaje de Vidas privadas, de Fito Páez. Hubo fuego, después Gael regresó a México y apareció Natalie Portman, la princesa Padmé Amidala de La guerra de las galaxias. Se separaron, hasta que el azteca volvió a estas latitudes para filmar El pasado, la novela de Alan Pauls.
La historia se reavivó y el protagonista de Diarios de motocicleta invitó a Dolores a Islandia. Allí, la actriz quedó embarazada y la noticia explotó en la Argentina, rebotó en México y cayó como una molotov en la casa de Portman. El mini Gael nació a principios de 2009.
¿Qué tienen las argentinas? Algo que en Hollywood, evidentemente, no se consigue.
(Nota de Julián Zocchi).
( Vale aclarar que el actor Owen Wilson también estuvo de novio con una argentina, que la rosarina Lola Ponce ya es una celebrity en Europa, y que el gobernador de Carolina del Sur cayó muerto de amor por la argentina María Belén Chapur)


Una suerte de película :

Morocha con buenas intenciones se busca”. Así podría haber escrito su aviso clasificado romántico el actor norteamericano Matt Damon, quien después de años de soltería se decidió a “sentar cabeza”, y para hacerlo eligió nada menos que a una argentina. La chica con la que acaba de comprometerse el protagonista de En busca del destino y El Talentoso Sr. Ripley se llama Luciana Barroso, nacida 29 años atrás en la provincia de Salta, quien luego emigró hacia los Estados Unidos buscando desarrollar una profesión como diseñadora de interiores.
En Miami, ella se casó con un cubano –Alberio Barroso– con quien tuvo a su hija Alexa (7), y trabajaba como bartender en el Crobar Bar, uno de los sitios más populares de Miami Beach. Con lo que ganaba pagaba sus clases de diseño y el alquiler de un pequeño departamento. Pero hoy esta morocha de ojos castaños y gran sonrisa protagoniza una historia de amor “de película”, parecida a la que vivió Alice Kim, la camarera oriental y actual esposa del superastro Nicolas Cage. Porque todo comenzó en un bar, donde el flechazo de la chica común y corriente con la estrella de cine fue casi instantáneo...

YO AMO A LUCY. “¿Luciana? Ah, ¡Lucy! –dice desde Miami a Para Ti Paulo Pinchente, gerente del bar en el que trabajaba la argentina que conquistó el corazón de Matt Damon– “¡Lucy es un sol! Ella es genial, es muy graciosa y está siempre sonriendo”. El fue su jefe durante tres años, y no duda en expresar todo su cariño hacia ella. “No sé si está bien que lo diga, pero así como el show de televisión se llama ‘Yo amo a Lucy’, ¡yo también la amo! (risas) Es muy agradable y muy sencilla”.

Quienes fueron testigos del comienzo de amor aseguran que Barroso tenía todo para convertirse en la nueva debilidad del actor, quien al momento de conocerla –en febrero de 2003– no hacía mucho que había puesto fin a su relación con la actriz latina Eva Mendes. Quizá fue por eso que la bartender nacida en Salta, “la Linda”, lo deslumbró. “Fue amor a primera vista”, según confiesa él mismo.

Paulo Pinchente contó a Para Ti el principio de todo. “A fines de 2003, Matt Damon estaba filmando el filme Pegado a tí (con Greg Kinnear y Eva Mendes, sobre unos hermanos siameses). El set estaba instalado frente al bar, así que el equipo de producción y los actores venían siempre a tomar algo aquí”, comenta Pinchente, que aprovecha a pasar el aviso y anunciar el próximo desembarco de la firma en nuestro país. “Comían y pasaban el tiempo... Una noche vino Matt Damon y a Lucy le tocó atender su mesa. Creo que lo primero que le atrajo de ella fue su belleza... ¡y eso que todas las chicas que tenemos aquí son realmente bellas!... Pero hay pocas con su sonrisa y su simpatía. Lucy es increíblemente graciosa, y creo que eso lo terminó de enamorar”.

Tras esa noche en la que Luciana fue la camarera de Matt, se sabe que intercambiaron e-mails. “Luciana dejó de comentar con quién salía o dejaba de hacerlo”, recuerda Pinchente. Correo electrónico mediante, la relación fue progresando a la distancia, hasta que Matt Damon –en un arranque de amor y hastío por la ausencia– le envió un pasaje para que ella lo visitara en Praga, donde filmaba La supremacía de Bourne. Luciana dejó todo, incluyendo su trabajo como camarera en el Crobar, para salir volando hacia su amor y su nueva vida. Literalmente.

UN COMPROMISO "NACIDO EL 4 DE JULIO." En el grupo de amigos de Luciana son todas flores para su futuro marido norteamericano y famoso, a quien definen como “un tipo normal, totalmente amigable, de esos que se preocupan por saludarte al llegar y preguntarte cómo estás”. También lo describen como “súper simple”. Su sencillez y simpatía, sumado a algunos viajes de conocimiento de campo que hizo el actor en 2003 a nuestro país con el pretexto de rodar el filme independiente Gerry, hicieron que poco a poco el astro de Hollywood y la ex barman salteña consolidaran su relación. Pero el romance se oficializó recién un año después, en la ceremonia de estreno de La supremacía de Bourne en Sydney, Australia, cuando Luciana viajó a acompañar al actor junto a su hija Alexa. Al poco tiempo, ella también estuvo junto a él durante la filmación en Roma de la súper taquillera Ocean’s Twelve (La nueva gran estafa). Allí la pareja no ocultó su amor y paseó de la mano a lo largo del circuito turístico de la capital italiana, escena que repitieron en Marruecos durante el rodaje de Syriana y en Nueva York, en las pausas de la filmación de The Departed.

Pero la verdadera prueba de fuego de la pareja fue el 4 de julio de 2004. Ese día –el de la independencia norteamericana– Damon llevó a Luciana a su casa natal en Boston, para que conociera –y la conocieran– su familia y amigos. “No paraban de besarse y tomarse las manos cada cinco segundos –afirmó Jamal Prince, uno de los amigos del actor–. En el pasado él siempre mantuvo a sus relaciones en secreto, pero a ella no la ocultó desde el principio. Evidentemente, se notaba que él iba en serio en cuanto a ella”.

Actualmente asisten juntos a todos los eventos públicos y privados: partidos de baseball, shoppings, festivales de cine... Luciana tiene impresionado al círculo íntimo del actor, que valora la manera en que ella se adaptó a su nueva vida, con un look y modo sencillos y mucha discreción. “Lucy lo acompaña y no le importa salir en los medios”, resaltó un amigo del actor.

Actualmente, Luciana y Damon conviven en una lujosa mansión en Miami´s North Bay Road (sus vecinos son Billy Joel y Robin Gibb del grupo Bee Gees, entre otros), y juntos son invitados VIP –entre otros– del restó argentino Brentwood’s Gaucho Grill y de Marino, donde comparten cenas con Ben Affleck (amigo íntimo de Matt Damon) y Jennifer Garner.

Precisamente, fue a partir de Ben –su eterno amigo ya establecido y a punto de convertirse en padre– que Damon empezó a pensar en un compromiso también para él. “Tengo sobrinos y verlos crecer es genial. Tengo ganas de tener chicos”, repite el actor, a quien se ve muy cómodo junto a la hija de la argentina. “No estoy jugando al papá con ella. Alexa tiene un gran padre, aunque Luciana y él hayan terminado”, afirmó con vehemencia en una reciente entrevista el actor, cuyos padres también se divorciaron cuando él era aún muy chico.“Cuando mis papás se separaron, mamá estuvo con un hombre durante muchos años y él fue una influencia muy positiva en mi vida sin siquiera intentar ser mi padre. Tengo experiencia en este tipo de relación y hasta ahora parece que nos fue bien”.

Desde el boom de 1997 entorno a la película En busca de un destino, Matt siempre intentó llevar una vida más o menos normal. Y a pesar de que romances famosos no le faltaron, poco a poco empezó a buscar entre chicas que nada saben de alfombras rojas. “De ahora en más, sólo saldré con ´civiles´”, afirmó criticando la mediática relación y ruptura de su amigo Ben con Jennifer López: “¿Por qué alguien querría gastar su dinero viendo tu filme si puede verte en todas las portadas de las revistas del corazón?”

La pareja se comprometió en la primera semana de septiembre y, según el representante del actor, apenas dijo que sí, la argentina recibió un enorme anillo de diamantes de la joyería Alvin Goldfarb de Seattle, Washington. La fecha oficial de la boda no está confirmada, aunque todo indica que recién sería en junio de 2006, cuando el actor finalice sus contratos de filmación... y happy end.


Texto: Paula Ikeda. Fotos: AP/Southern Press/Fotonoticias.

1 comentario:

Valeria dijo...

Ver estas parejas me hacen sentir que todo lo que es el gran mundo de Hollywoo en relacion a lo que es mi vida en mi pequeño departamento en Argentina, en definitiva no estan taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan alejados jeje. Es decir, si bien elprotagonismo de USA en todo el mundo es algo indiscutible, nosotros tan perfericos no estamos no?
Hermosas parejas, envidia sana que me nace(L)